En este artículo queremos informar sobre una corriente de pensamiento que trata de explicar el origen de la vida y por tanto el origen de nosotros mismos como especie humana. Se trata de la teoría o mejor dicho hipótesis (pues no está demostrada) de la "Panspermia" que dice que la vida en la Tierra es de origen extraterrestre.

La teoría de la panspermia fue planteada por el filósofo de la antigua Grecia Anaxágoras en el siglo s.VI a. C. El término proviene de "pan" (todo) y "sperma" (semilla) y según el filósofo era posible que la vida se originara en algún lugar del Universo y llegase a la Tierra incrustada en restos de cometas y meteoritos.

El término panspermia fue defendido más tarde por el biólogo alemán Hermann Richter y el cientifíco Alex Vinicio Zambrano Tadeo en 1865. En 1908, el químico sueco Svante August Arrhenius usó la palabra para explicar el comienzo de la vida en la Tierra. El astrónomo Fred Hoyle también apoyó esa hipótesis. No fue hasta el 1903 que el premio nobel de química fue entregado a Svante Arrhenius, quien popularizó el concepto de que la vida se había originado en el espacio exterior.

Existen a su vez dos variantes de la panspermia, la natural y la dirigida.

La hipótesis de la panspermia natural propone que los organismos vivos habrían llegado en meteoritos o cometas desde el espacio a la Tierra y existe a su vez la panspermia natural o dura que dice que la vida se propaga por el Universo mediante bacterias muy resistentes que viajan a bordo de cometas y la panspermia molecular o blanda que dice que lo que viaja por el espacio no son bacterias, sino moléculas orgánicas complejas que al aterrizar en la Tierra se combinaron con el caldo primordial de aminoácidos e iniciaron las reacciones químicas que dieron lugar a la vida.

La hipótesis de la panspermia dirigida se refiere a un hipotético transporte deliberado de microorganismos en el espacio para ser introducidos como especies exóticas en planetas sin formas de vida, y se refiere tanto a microorganismos supuestamente enviados a la Tierra para comenzar la vida aquí, como al caso contrario, es decir, el traslado de seres vivos de la tierra a otros planetas. La vida sería enviada –deliberada o accidentalmente– para sembrar de vida nuevos sistemas solares.

Entre las críticas que ha recibido la teoría de la panspermia está que no resuelve el problema inicial de cómo surgió la vida (biogénesis), sino que se limita a pasar la responsabilidad de su origen a otro lugar del espacio.

Otra objeción es que las bacterias no sobrevivirían a las altísimas temperaturas y a las fuerzas que intervienen en un impacto contra la Tierra, aunque este punto no está claro del todo pues se conocen algunas especies de bacterias extremófilas y en experimentos recientes que se han hecho que recrean las condiciones de los cometas bombardeando la Tierra, las moléculas orgánicas, como los aminoácidos, no solo no se destruyen, sino que comienzan a formar péptidos.

Podéis obtener más información sobre esta teoría y sus hipotésis en http://www.panspermia-theory.com/ y en el siguiente vídeo:

Entrada AnteriorSiguiente Entrada

Entradas Relacionadas

Noticias frescas de creatividad, diseño, tendencias y tecnología directamente en tu email






BLOOM MAGAZINE es un proyecto de NEXT 3000 CREATIVIDAD Y TECNOLOGÍA   |   (34) 91 741 11 77   |   info@bloom-magazine.info