Entrada AnteriorSiguiente Entrada

Innovación
¿Qué es Bootstrapping? Bootstrapping significa iniciar y mantener un negocio con pocos recursos.

Bootstrapping significa “iniciar y mantener un negocio con pocos recursos” o “iniciar y mantener dicho negocio únicamente con los medios que tenemos a nuestro alcance”.

Un porcentaje muy alto de los emprendedores han motado sus empresas o proyectos desde el punto de vista del bootstrapping, es decir se han forjado así mismos como han podido. Empresas de todo tipo y muchas de las que hoy son éxito en todo el mundo han tenido los principios del bootstrapping muy presentes aún sin saber que exístía y han salido adelante poco a poco, incluso llegando a convertirse en multinacionales.

Los que practican el bootstrapping son los bootstrappers y existen 2 tipos, los microemprendendores que tienen uno o varios proyectos como complemento a su actividad principal (incluso puede ser que estén contratados en otras empresas) y lo gestionan de manera individual, casi siempre sin empleados y los bootstrappers que tienen una visión de negocio más amplia que la mera aventura personal.

Ambos tipos de bootstrappers son conscientes que para que su proyecto crezca tienen que tener presentes muchas ideas que son en definitiva muy antiguas y simples, mantenerse con lo que tienen, no endeudarse demasiado, saber invertir sin exponerse demasiado, gastar dentro de los límites, ahorrar todo lo que se pueda y muy importante, procurar tener siempre flujo de caja. Como podemos ver, estas ideas de cómo llevar un negocio no son muy distintas de lo que siempre se ha llamado, "la cuenta de la vieja" que se han aplicado tanto a los negocios como a las familias y que a la larga, se ha demostrado que son las que hacen que estos tengan más posibilidades de éxito.

Crecer poco a poco, crecer para sobrevivir o crecer sosteniblemente y de manera natural, esa es la clave y por supuesto, siempre con la vista puesta en nuestro producto que es lo fundamental y lo que más tenemos que cuidar. Primero tenemos que tener un buen producto que es el punto de partida y después ya podemos montar la empresa y toda la infraestructura a su alrededor, el producto es el rey.

Muchas startups fracasan porque se ven envueltas en la vorágine de las rondas de financiación y en obtener los beneficios que deben para cumplir con los inversores en un plazo ajustado de tiempo y dejan a un lado el producto. El bootstrapping a priori, no es tan cool pero en un alto grado de casos funciona mejor. (Aunque el nombre si es cool ¿Verdad? 😉).

Los objetivos para nuestro proyecto deben ser alcanzables a corto plazo, debemos conseguir que nuestro negocio se vaya desarrollando poco a poco y no ponernos metas imposibles aunque una idea utópica o visión de negocio potente a largo plazo siempre es bienvenida pues nos motiva y nos ayuda a seguir.

Si el producto es el rey, una vez más la creatividad se convierte en la reina y hará que a falta de recursos, el ingenio sea un motor de crecimiento. Es por tanto, algo similar a lo que nos propone el Growth Hacking concepto este que está muy relacionado y que complementaría perfectamente al de bootstrapping, aunque el primero es más ambicioso desde el inicio y pone el foco excesivamente en el crecimiento, cueste lo que cueste.

Si comparten también el uso del marketing que siempre está presente y siempre hace falta para validar y saber vender nuestra idea, para conectar con nuestros clientes y para fidelizarlos, pues son prácticamente nuestra única fuente de ingresos (Es mejor no financiarnos de otra manera). Utilizar las técnicas de marketing nos va a permitir la realizacion de múltiples pruebas para saber que demandan exactamente nuestros usuarios, que tipos de productos funcionan mejor y sacar productos minimamente viables con los que testear e ir avanzando poco a poco. Todo un mundo, sin duda.

Entrada AnteriorSiguiente Entrada

Entradas Relacionadas

Noticias frescas de creatividad, diseño, tendencias y tecnología directamente en tu email




BLOOM MAGAZINE es un proyecto de NEXT 3000 CREATIVIDAD Y TECNOLOGÍA   |   (34) 91 741 11 77   |   info@bloom-magazine.info