Entrada AnteriorSiguiente Entrada

Tecnología
Qué es el Hidrógeno verde. Producción de una molécula de gas de hidrógeno verde H2 alimentada por electricidad renovable, energía ecológica alternativa sostenible de hidrógeno no contaminante H2, el combustible de la industria en el futuro.

El hidrógeno verde puede convertirse en la energía del futuro.

El hidrógeno verde es un hidrógeno que ha sido obtenido sin generar emisiones contaminantes

Este aspecto hace que el hidrógeno como fuente de energía pueda desempeñar un factor clave en el proceso de descarbonización.

El hidrógeno es el elemento químico más abundante del planeta ya que está presente en el 75% de todos los elementos de la Tierra. El caso es que el hidrógeno no está aislado sino que está junto a otros elementos químicos como por ejemplo con el oxígeno formando agua o junto al carbono, formando en este caso compuestos orgánicos.

Llevamos ya mucho tiempo utilizando el hidrógeno como materia prima en la industria y como combustible, pero como no se puede utilizar directamente de la naturaleza en estado puro, tenemos que procesarlo para su descomposición. Según el método que utilicemos para ello, es decir, para obtener el hidrógeno, ya sea este método limpio o no, conseguiremos que el propio combustible sea también limpio o no.

El hidrógeno es el elemento químico más simple de todos los que existen en el planeta Tierra, es el primero de la tabla periódica con número atómico 1. Es ligero y se puede almacenar en las cantidades que sean. Al mismo tiempo, no genera emisiones contaminantes por sí mismo.

El hidrógeno no es una fuente de energía primaria sino un vector energético, es decir, requiere un proceso químico para su producción. Esta característica permite que pueda ser usado como combustible, utilizando como energía la que se obtiene de dicho proceso.

Producción de energía de hidrógeno verde alimentada por electricidad renovable, energía ecológica alternativa sostenible de hidrógeno no contaminante, H2

Producción de energía de hidrógeno verde alimentada por electricidad renovable, energía ecológica alternativa sostenible de hidrógeno no contaminante, H2.

Según sea el proceso de extracción del hidrógeno, este puede ser más sostenible (o limpio), o no. Así, se puede hablar de tres tipos de hidrógeno:

-El hidrógeno gris que se obtiene de combustibles fósiles (el gas natural es el más habitual) y por ello emite una gran cantidad de CO₂ a la atmósfera, resultando muy contaminante, sin embargo, es el hidrógeno más barato de producir y por ello el tipo de hidrógeno que más se usa.

-El hidrógeno azul que se obtiene también de combustibles fósiles pero utilizando técnicas capaces de disminuir las emisiones de CO₂ que lanzan a la atmósfera, siendo por tanto menos contaminante que el hidrógeno gris aunque también contamina.

Y llegamos al hidrógeno verde, que es sobre el cual se están volcando los esfuerzos de los investigadores en los últimos años, pues este sí que no genera emisiones en su proceso de obtención.

El hidrógeno verde sí es por tanto un hidrógeno renovable que se consigue mediante el proceso de electrólisis del agua. El proceso consiste en utilizar una corriente eléctrica para descomponer mediante electrodos la molécula del agua en, oxígeno por un lado y por otro el hidrógeno, ambos totalmente separados y aprovechables también cada uno por su lado.

Si este proceso de electrólisis es realizado con energías renovables como la eólica o la solar entonces es cuando podemos hablar de un hidrógeno limpio o sostenible. Se podrían utilizar otras energías no limpias para su obtención pero claro, no es el objeto que nos ocupa.

Sistema de almacenaje de Hidrógeno proveniente de energías renovables y utilizando un proceso limpio de transformación.

Sistema de almacenaje de Hidrógeno utilizando un proceso limpio de transformación proveniente de energías renovables.

El hidrógeno, una vez obtenido, se puede almacenar fácilmente y sin peligro en tanques fáciles de construir y ahora empiezan sus usos como fuente de energía y combustible. Entonces, se canaliza hacia una pila de combustible y allí se une nuevamente con el oxígeno procedente del aire y se obtiene energía eléctrica. El único residuo que genera este proceso es agua, un sistema limpio y sostenible otra vez que para producir energía no se emite CO₂ a la atmósfera. Hemos obtenido por tanto un combustible verde que puede ser clave para alcanzar la descarbonización del planeta y la lucha contra el cambio climático.

Al caer el precio de las energías renovables en los últimos años, esta energía puede hacerse cada vez más competitiva pues la electricidad necesaria para el proceso de electrólisis sale más barata.

Sin embargo, el hidrógeno verde todavía no está presente en las políticas energéticas y estrategias de los países, todavía es necesario continuar con la investigación y desarrollo científico de los diferentes procesos que intervienen y que haya políticas gubernamentales de apoyo así como inversiones privadas que claramente apuesten por ello.

Shyne, consorcio para impulsar el uso del hidrógeno verde en España.

Hace unos días, Repsol ha puesto en marcha un consorcio para impulsar el uso del hidrógeno verde en España, con inversiones de más de 3.200 millones de euros. El proyecto ha recibido el nombre de Shyne, las siglas de Spanish Hydrogen Network y en él participan Enagás, Alsa, Bosch, Celsa, Talgo, Scania, Iberia, Navantia, Sidenor, Pymar, SEPI, Tubacex, las universidades de Castilla-La Mancha y Alicante, el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG), la Fundación para el Desarrollo de la Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón (FHa) y otras entidades de diferentes sectores y de todas las regiones de España, hasta 33 que se han integrado en consorcio con el objetivo de promover proyectos que utilicen el hidrógeno verde en diferentes ámbitos de la economía española y fomentar una descarbonización a través de este vector energético, clave en la transición energética.

Se pretende que España sea líder a nivel europeo en el desarrollo del hidrógeno verde, generando más de 13.000 empleos directos en los próximos años.

El hidrógeno verde puede convertirse en la energía del futuro

El hidrógeno verde puede convertirse en la energía del futuro.

Para conseguir la neutralidad climática no existe un único camino, puede haber muchos y el uso del hidrógeno verde puede ser uno de los más eficientes y una solución estupenda para el almacenaje de energía, su uso en la industria, en el transporte pesado y en usos domésticos.

El hidrógeno verde se puede usar como almacenamiento de energía en depósitos de larga duración de una manera similar a como usamos ahora las reservas estratégicas de gas natural o petróleo.

En la industria química, por ejemplo, el hidrógeno se usa como materia prima para fabricar amoniaco y fertilizantes, en la industria petroquímica para el refinado del petróleo y en la industria metalúrgica para obtener acero. El uso de hidrógeno verde en estos tres tipos de industrias podría reducir drásticamente las emisiones contaminantes. Con el hidrógeno verde se produciría acero sin emisiones lo que lo convertiría en un aliado de vital importancia para el proceso de descarbonización de las industrias que se deberá llevar a cabo en los próximos años.

Uso del hidrógeneo verde en el transporte, tren propulsado con combustible de hidrógeno verde

Uso del hidrógeneo verde en el transporte, tren propulsado con combustible de hidrógeno verde.

El uso del hidrógeno verde como combustible limpio y renovable podrá ser clave para la descarbonización del transporte, sobre todo el de larga distancia y el aéreo. En el transporte marítimo normalmente se emplean combustibles muy baratos pero muy contaminantes, el hidrógeno verde puede ser una alternativa de combustible para grandes buques y en la aviación el hidrógeno verde puede ser la base de combustibles sintéticos que reduzcan de manera radical las emisiones. El hidrógeno verde también puede convertirse en un combustible muy importante en otros medios de transporte como el tren y el transporte de mercancías pesadas por carretera.

En el ámbito doméstico, el hidrógeno verde es capaz de alcanzar temperaturas muy altas y por ello su uso se hace muy apropiado en la calefacción y electricidad de los hogares.

Os dejamos con este vídeo para ampliar información sobre esta energía que promete mucho de cara a un futuro ya muy próximo.


Entrada AnteriorSiguiente Entrada



Entradas Relacionadas

Noticias frescas de creatividad, diseño, tendencias y tecnología directamente en tu email






BLOOM MAGAZINE es un proyecto de NEXT 3000 CREATIVIDAD Y TECNOLOGÍA   |   (34) 91 741 11 77   |   info@bloom-magazine.info