Entrada AnteriorSiguiente Entrada

Tendencias
¿Qué es Passivhaus? ¿Qué es una Casa Pasiva? Las casas pasivas son un tipo de construcción que utiliza los recursos de la arquitectura bioclimática y la eficiencia energética.

¿Qué es una casa pasiva o Passivhaus?

Passivhaus es un tipo de construcción en la que se utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática para conseguir una mayor eficiencia energética que en la construcción tradicional.

La Casa Pasiva es por tanto un tipo de construcción con un consumo energético muy bajo que ofrece una temperatura ambiente estable y confortable, sin hacer uso de los sistemas de calefacción convencional.

El concepto de casa pasiva se popularizó en las escuelas de arquitectura de Estados Unidos a principios de la década de los 80 (Passive House), tras la publicación del libro La casa pasiva: Clima y ahorro energético del Instituto de Arquitectura de Estados Unidos (The American Institute of Architects).

Las casas pasivas, también se denominan "casa solar pasiva" y “hábitat pasivo”.

Este concepto de PassivHaus se desarrolló posteriormente en Alemania durante la década de los 80, siendo el físico alemán Wolfgang Feist, del Institut für Wohnen und Umwelt (Instituto de Vivienda y Medio Ambiente​) y el sueco Bo Adamson, profesor de la Universidad de Lund University de Suecia los promotores de esta tendencia. Una Casa Pasiva es aquella que nos ayuda a mantener unas condiciones interiores de confort y bienestar, temperatura, humedad, etc. en unas condiciones óptimas, con el máximo aprovechamiento de recursos, que contribuirán sin duda a mejorar nuestro nivel de salud y la de nuestro planeta.

Debido al modo en que se construyen estas casas y a la excelente calidad térmica de los materiales de cerramiento (paredes, ventanas y puertas), la vivienda pasiva no necesita los mecanismos de refrigeración ni calefacción convencionales.

Al hacer uso de fuentes de calor internas procedentes por ejemplo de dispositivos eléctricos de uso en hogar y a la minimización de pérdidas de ventilación, con sistemas controlados de recuperación de calor, este tipo de casas son mucho más eficientes.

Una de las principales ventajas que tienen las Casas Pasivas es que el consumo de energía es mucho menor o prácticamente nulo gracias a que se construyen con excelentes materiales y elementos aislantes y a la incorporación de energías renovables.

La forma en la que vivimos tiene una relación directa con nuestra huella ecológica, de este modo, las emisiones de CO2 de la energía que consumimos por el funcionamiento de nuestras viviendas representa el 60% del total de emisiones de CO2 del planeta. De ahí la enorme importancia de cuidar el modo de construir nuestras viviendas y hacerlo de una manera eficiente y sostenible.

¿Qué es la certificación PASSIVHAUS?

Cuando hablamos de una Casa Pasiva “Passivhaus” estamos haciendo referencia a una certificación alemana creada en el año 1988 que acredita si un edificio cumple los niveles técnicos necesarios para ser considerada como Casa Pasiva.

Los cinco aspectos que recoge la certificación son: – Tener un excelente aislamiento térmico. – Carpinterías de altas prestaciones (triple acristalamiento, baja transmitancia y correcta instalación). – Ausencia de puentes térmicos. – Hermeticidad del aire. – Ventilación mecánica con recuperación de calor.

Cualquier nueva construcción, con independencia de su tamaño y uso, puede edificarse según los estándares Passivhaus. El sello Passivhaus certifica un consumo de los edificios casi nulo (menor a 15 kWh por metro cuadrado por año en calefacción) y además fomenta la construcción de edificios energéticamente eficientes y económicamente asequibles.

El sello Passivhaus es un concepto constructivo que se ha extendido a nivel internacional habiendo sido ya aplicado en más de 25.000 edificios en todo el mundo. Una casa puede funcionar de forma pasiva sin estar certificada igual que puede concebirse como pasiva y utilizar gran parte de los aspectos pasivos, sin alcanzar las condiciones necesarias que establece el sello Passivhaus.

Una casa certificada con el sello Passivhaus siempre entrará dentro de la categoría de Casa Pasiva, sin excepciones, puesto que el certificado sirve para validar los conceptos básicos del diseño bioclimático.

Pueden existir muchos niveles de Casa Pasiva ya que su eficiencia depende del presupuesto disponible, el clima local y las características del terreno.

Hoy en día, el concepto de la Casa Pasiva o PASSIVHAUS cobra más fuerza e importancia que nunca y en muy poco tiempo se espera que se convierta en un estándar de construcción que nos acercará más a la eficiencia energética y de consumo en nuestros hogares, tan beneficiosa para nosotros mismos y para nuestro entorno.

Entrada AnteriorSiguiente Entrada



Entradas Relacionadas

Noticias frescas de creatividad, diseño, tendencias y tecnología directamente en tu email






BLOOM MAGAZINE es un proyecto de NEXT 3000 CREATIVIDAD Y TECNOLOGÍA   |   (34) 91 741 11 77   |   info@bloom-magazine.info